Pagina en Construccion Proximamente 2013!

Propuesta Academica
Orientacion

Nuestra cátedra está orientada a lograr la mejor relación de los profesionales con el medio productivo local, en particular con la pequeña y mediana empresa.


El diseñador puede colaborar mucho para el desarrollo de este sector, clave en la articulación económica laboral y consecuentemente esencial para el crecimiento social y cultural del país.

Esta orientación planteada, no significa la formación de un profesional especialista, creemos en el diseñador versátil y flexible, capacitado para integrarse y resolver distintas necesidades de la sociedad.

Planteamos una formación amplia y en los últimos dos cursos acrecentaríamos conocimientos para viabilizar la integración al sector.

Relación docente alumno

La primera condición para establecer la mejor relación académica entre docentes y alumnos es concertar que el Diseño Industrial se puede enseñar y se puede aprender.

Esta expresión que parece obvia compromete a los docentes a buscar las mejores herramientas para lograr el objetivo, un buen profesional, y a los alumnos a creer en esta metodología y aplicarla a lo largo del desarrollo de la carrera.

Podemos establecer que ciertas cualidades individuales de algunos alumnos aceleran las respuestas en los primeros años de estudio, pero es el compromiso de los docentes generar y aplicar la metodología que permita homogeneizar la totalidad del aprendizaje lo largo de la carrera.

Diseño Industrial

Tener claro una definición de Diseño Industrial es la base para establecer objetivos.

Existen muchas definiciones de diseño, en general no se contraponen sino que se complementan. En la mayoría de ellas encontramos la legendaria trilogía de forma-función y tecnología, contenida de distinta manera. Parece importante mantener esta trilogía con la siguiente interpretación:

Función, dentro del diseño la función no es el objetivo sino el comienzo, partimos de la base que todo objeto debe cumplir con los requisitos funcionales para el destino que se lo va a crear. La etapa de mejora, cambio, o propuesta funcional, es previa al proyecto pero no es el único objetivo final.

Forma, tampoco es la finalidad del diseño, la forma es una herramienta que utilizamos los diseñadores para trasmitir y configurar respuestas que puedan ser materializadas.

Tecnología, no es objetivo del diseño descubrir nuevos procesos productivos o materiales, estos se eligen o se elaboran previamente.

Cuál es entonces el objetivo del Diseño: Responder al programa de requerimiento definidos antes de cualquier acto creativo o proyectual, programa de requerimiento en donde están contemplados todos los aspectos inherentes al producto, al mercado, la comercialización, la producción, el uso, el entorno cultural y social, el medio ambiente, etc. Aquí sí la función y la tecnología son materia de análisis, investigación y propuesta.

No importa hacia donde esté orientado el programa, puede ser estrictamente productivo y comercial o puramente conceptual y cultural. Lo importante es determinar la meta y dar respuesta a lo requerido. Por supuesto que lo requerido deberá estar siempre condicionado por la ética profesional y la inserción social del diseño.

Objetivo - Perfil del diseñador que debemos formar.

Consecuentemente a la definición anterior, el objetivo principal de la cátedra es formar profesionales que pueda lograr una respuesta exitosa, para un programa de requerimientos predeterminado, en un tiempo previsto.

Formar profesionales que desarrollen la actividad para los que fueron preparados, dando respuestas efectivas a las necesidades de la sociedad y el medio cultural, aportando los conocimientos que ella misma le brindó a través de la Universidad. Es la única manera de cerrar el ciclo por el cual las sociedades instruyen a sus integrantes. Por ello definir el profesional que se necesita y orientar la enseñanza para lograrlo es esencial.

Los cambios acelerados en el contexto social, cultural, económico y político, como así también en el productivo y tecnológico nos hacen pensar en un diseñador con la capacidad de adaptarse rápidamente a dichos cambios. Esta adaptación permitirá su pronta inserción como profesional en el medio productivo y desde ese lugar adaptar su actividad a las necesidades del tiempo y el espacio en que le toque participar.

Debemos dotarlo de los conocimientos y herramientas metodológicas que permitan su actualización permanente luego de egresar. Una formación basada en la capacidad de reflexionar, analizar, jerarquizar y sintetizar conceptos y conocimientos, condiciones indispensables para poder adaptarse a los posibles cambios.

Formaremos diseñadores con la capacidad de proyectar y desarrollar productos industriales de producción seriada (pequeñas o grandes series) para los requerimientos de nuestro medio (mercado interno y externo) con los conocimientos, metodologías y estrategias que le permitan abordar todos los aspectos del producto, mas allá de los estrictamente proyectuales.

La aptitud de proyectar es solo uno de los aspectos de la actividad, el DI debe poder, (y el medio lo necesita) realizar tareas de asesoramiento, gestión y gerenciamiento en áreas de producto; desarrollo técnico y de procesos productivos; generación de normativas de planificación, control y racionalización; arbitraje y peritaje.

Tendremos así diseñadores creativos, capacitados para generar propuestas conceptuales innovadoras, nuevos objetos y escenarios; diseñadores con oficio capacitados para rediseñar productos existentes y resolver partes; diseñadores desarrollistas capacitados para realizar reingeniería de producto, mejorar costos y sistemas productivos; diseñadores en gestión, capacitados para evaluar productos dentro de un contexto general y proponer estrategias.

Nuestros diseñadores deberán estar capacitados para analizar productos, situaciones y escenarios, proponer alternativas de soluciones y tomar decisiones (saber elegir). Para esto tener perfectamente desarrollado su juicio de valor es esencial.

Además de trabajar solo, debe poder integrarse a equipos de la disciplina o interdisciplinarios. Reelaborar conocimientos de otros sectores de los que su actividad participa. Trabajará en empresas privadas, instituciones o emprendimientos propios.

El Diseñador no debe renunciar, cualquiera sea su actividad, a mejorar la relación de los objetos con el hombre, con el entorno, con el medio socio-cultural y establecer los medios productivos óptimos para una adecuada materialización, respetando las condiciones del medio ambiente y el ecosistema. Deberá poder compatibilizar los intereses de su comitente con los de la sociedad y su medio, será su contralor.

Entendamos la actividad de diseño como parte de programas mayores (de empresas, instituciones o individuos), en donde los objetivos van más allá del propio diseño. Es decir que el Diseño Industrial es una herramienta que junto a otros recursos sirve al logro de otros objetivos mayores (servicios comunitarios, beneficio económico, aportes culturales, sociales y conservación del medio ambiente.)

Concepción de la materia

La materia Diseño Industrial es, dentro de la Carrera, donde afluyen y se implementan los conocimientos de otras materias, complementándose con aportes de la cátedra.

En ella se desarrollan y sintetizan los conocimientos para la formación profesional.

Se ejercitan métodos y estrategias para que el futuro profesional pueda abordar con eficiencia los requerimientos de la actividad.

Se enseña a plantear escenarios, proyectar productos, y generar propuestas desde los aspectos más creativos y conceptuales, pasando por la materialización, hasta llegar a los detalles de resolución constructiva.

La enseñanza está basada en la secuencia de análisis, requerimientos, propuesta conceptual, alternativas y elección.

Aplicamos metodologías para analizar todos los aspectos de la problemática del diseño, indispensables para descubrir y comprender los puntos de articulación del problema, en donde podremos actuar y reformular.

Se aprende a confeccionar un estricto programa de requerimientos para poder establecer los objetivos, límites y alcances de nuestro proyecto.

Ensayamos la generación de propuestas conceptuales, que son las que particularizan el proyecto y aportan la intención e identidad del diseñador.

Basándonos en la práctica, se desarrolla la capacidad de formular múltiples alternativas, comprendiendo que para cada problema no hay una única solución.

Métodos de evaluación nos permitirán tomar las decisiones más adecuadas y desarrollar en el alumno su juicio de valor y el concepto costo-beneficio.

La propuesta es aprender a diseñar realizando diseño, con objetivos académicos muy precisos en cada ejercicio, que estarán ordenados y responderán a los distintos niveles y a los requerimientos del programa de la carrera.

En este punto es importante aclarar la diferencia entre diseñar y aprender a diseñar.

Así como en la actividad profesional es importante el resultado de un proyecto, en la etapa Universitaria es importante el aprendizaje del proceso y el desarrollo de la metodología para el logro de los objetivos de los ejercicios.

Estos dos conceptos (diseñar y aprender a diseñar) se mantienen presentes a lo largo de la carrera y cambian su incidencia invirtiendo su proporcionalidad entre el comienzo y el final de la carrera.

Metodología

La diferencia entre diseñar y aprender a diseñar establece distintos objetivos y metodología entre los cinco niveles del curso.

Como dijimos anteriormente el aprendizaje se realiza fundamentalmente a través del desarrollo de trabajos prácticos. Estos ejercicios son el soporte pedagógico para desarrollar la materia.

Sobre ellos y a través de ellos se implementan temas teóricos, (específicos o generales) orientados a la práctica proyectual o gestión de diseño. También se implementan temas de investigación y análisis.

Estos ejercicios son proyectos de objetos individuales, conjuntos, sistemas o partes de objetos, escenarios, performance. Los temas están seleccionados para que permita él óptimo desarrollo y logro de los objetivos pedagógicos establecidos para el ejercicio.

Para conseguir los objetivos generales se han establecido, en cada curso (de I a V) objetivos particulares que se suman y potencian en el transcurso de la carrera. Objetivos y contenidos precisos basados en la relación de distintos aspectos de la problemática del diseño, inherentes al producto y/o al diseñador.